Buscar
  • Pablo Lopez

Las comisiones inmobiliarias: Todo lo que debes saber

Son cada vez más las personas que se ven inmersas en un proceso de compra o venta de una vivienda. Muchas buscan un buen inmueble como método de inversión, hay otras que quieren vender su vivienda porque deciden mudarse, aquellas que necesitan un inmueble más grande… El mundo de la compraventa es muy amplio y son muchos los factores que se deben tener en cuenta a la hora de comenzar un proceso de compra o venta de una propiedad.


¿Encontraré la vivienda que se ajuste a lo que busco? ¿Cómo podré vender mi casa en este límite de tiempo? ¿Lograré negociar un precio razonable por ella? Estas son algunas de las dudas que más rondan la mente de los actuales y futuros propietarios. Pero, sin lugar a dudas, un tema que la gran mayoría teme tiene que ver con las comisiones inmobiliarias.



¿Qué es la comisión inmobiliaria?

Cuando hablamos de comisión inmobiliaria, muchos piensan que se trata de una cantidad excesivamente elevada que el propietario de una vivienda tiene que pagar a la inmobiliaria al vender un piso durante la compraventa del inmueble. Sin embargo, es simplemente el porcentaje que la inmobiliaria cobra por prestar su servicio que, dependiendo de la empresa, más o menos elevado.


Del mismo modo que de la propia empresa, el porcentaje también depende del país o ciudad en el que la acción tenga lugar. En el caso de España, no existe una ley u otros organismos que se encarguen de regular estas comisiones, de forma que cada agencia establece sus propios honorarios. No obstante, mayoritariamente el porcentaje es de aproximadamente un 10% de la renta anual o una mensualidad entera. En el caso de la venta del inmueble, suele variar entre un 3% y 6%, dependiendo de la ubicación y del tipo de vivienda.


Este valor es completamente cambiante en función de varios factores, así como el coste de referencia que el inmueble tenga en el mercado, la ley de la oferta y la demanda, o la dificultad que se presente a la hora de alquilar el inmueble. Es por este motivo que cada agencia inmobiliaria establece la tarifa que considera más adecuada en cada caso.



¿Qué servicios incluyen estas tarifas?

Acudir a los servicios de una agencia inmobiliaria es siempre una buena idea. Más allá del gran ahorro económico, contar con profesionales que se encarguen de gestionar el proceso de compraventa de principio a fin es sinónimo de tranquilidad y seguridad.


La agencia se ocupa de ofrecer un excelente asesoramiento inmobiliario y legal en todo tipo de situaciones, así como para alquilar la casa al mejor precio, escribir el contrato de alquiler o incluso gestionar los documentos necesarios en el proceso. La comisión pagada incluye todo tipo de gestiones inmobiliarias durante el proceso de compraventa, así como tasación, plan de marketing, programación de visitas, gestión de trámites, papeleo, asesoramiento legal…



Valoración de la vivienda

La valoración de una vivienda requiere el conocimiento en cuanto a parámetros constructivos y cualitativos de la edificación, así como factores relacionados con su ubicación y otras características del inmueble.


La agencia inmobiliaria cuenta con un profundo conocimiento del mercado y domina a la perfección cada uno de estos factores. Siguiendo unas determinadas metodologías de evaluación y técnicas objetivas, así como atendiendo a las características del inmueble, la inmobiliaria lleva a cabo la valoración del inmueble.



Plan de marketing

A la hora de comprar una propiedad, a priori la única información que el comprador tiene acerca de ella son las fotos, vídeos y planos que se proporcionen en la plataforma. Es por ello que es fundamental que se desarrolle un plan de marketing adecuado para la correcta difusión de la casa por todos los canales disponibles.


La agencia inmobiliaria se encarga de colgar los anuncios y publicitar la venta en su propia web, tratando de posicionarlos en las primeras posiciones de las búsquedas.



Organización de visitas/ Filtro de los compradores

La inmobiliaria también se ocupa de gestionar los contactos de interés de los potenciales compradores, evaluando así la situación económica de los interesados. Además de ello, el agente se encarga de organizar las visitas y enseñar la vivienda a los clientes con interés, en caso de solicitarlo así el propietario.



Gestión de documentación

La venta de un piso supone una gran cantidad de papeleo y documentación, que la propia inmobiliaria gestiona y organiza, así como el certificado energético, la cédula de habitabilidad o la nota simple.



Asesoramiento legal y fiscal

Contar con un asesoramiento profesional durante el proceso de compraventa es todo un alivio. Debemos tener en cuenta que los profesionales de las inmobiliarias son grandes conocedores del mercado, por lo que controlan a la perfección las implicaciones legales de la venta.


En definitiva, el trabajo de la inmobiliaria incluye una serie de gestiones que son completamente necesarias para que el procedimiento de compra o venta de la propiedad resulte exitoso. En Sambal Inmobiliaria somos claros, nos comprometemos al máximo con cada uno de nuestros clientes y sus gestiones, ofrecemos una financiación al 100% de hipoteca, sin elevadas comisiones y en los plazos fijados desde el primer momento.


Sabemos que este proceso es de gran importancia para ti. Te acompañaremos en cada una de las fases, asesorándote y buscando las mejores soluciones y resultados para ti y tu caso.

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo